Tarjeta de crédito vs. línea de crédito

12.04.2019 09:46

Quizás estés pensando en pedir un crédito rápido, solicitar una línea de crédito o sucumbir a los encantos de una tarjeta de crédito para superar este bache económico puntual. Si no sabes cuál es la opción que más te conviene, es porque aún no tienes bien claros estos conceptos. Aquí van unos cuantos consejos para ayudarte a comprender mejor qué es cada término.

Lightbulbs

¿Qué es una línea de crédito? ¿Y una tarjeta de crédito?

Las líneas de crédito son productos financieros ofrecidos por algunas entidades y consisten en que estas ponen a disposición del usuario la cantidad de dinero acordada entre ambas partes. Una vez concedida esta línea de crédito, el usuario puede retirar el importe que quiera en el momento que prefiera a su cuenta bancaria.

Es decir, la línea de crédito viene a ser como una cuenta personal con un dinero que la entidad correspondiente pone a disposición del usuario, sabiendo que ese dinero no es de la persona que lo solicita, sino de la entidad prestamista y que tendrá que ser devuelto según las condiciones acordadas.

Mientras que las tarjetas de crédito son instrumentos materiales que un banco u otra entidad financiera da a un consumidor para que este disponga de una cierta cantidad de dinero y pueda hacer uso de ella, tanto para compras de bienes y servicios, como para extraer efectivo en cajeros. Es decir, las tarjetas son un método de pago al uso.

Tarjeta de crédito: ventajas e inconvenientes

La principal ventaja de las tarjetas de crédito es su facilidad de uso y la rapidez con la que podemos disponer y pagar con ese dinero.

Los inconvenientes de solicitar una tarjeta de crédito también tienen mucho que ver con la facilidad con la que disponemos de dicho dinero:

  • Al ser tan fácil de usar y tan atractiva, puede que gastemos más de lo previsto.
  • Algunas suelen llevar consigo unas altas comisiones.
  • Los intereses por impago suelen ser muy elevados.

Línea de crédito: ventajas e inconvenientes

Las principales ventajas de las líneas de crédito están definidas por reunir estos tres adjetivos: comodidad, flexibilidad e inmediatez. Sin duda, es un crédito de dinero cómodo que nos permite hacer frente a situaciones delicadas a problemas en la economía del hogar.

Aunque también debemos tener en cuenta que llevan consigo algunos inconvenientes, ya que algunas líneas de crédito pueden tener comisiones e intereses sobre el dinero usado y solicitado, además de posibles gastos de formalización.

¿Por qué y cuándo debo utilizar una línea de crédito?

Las líneas de crédito sirven de ayuda para particulares que se encuentran en una necesidad económica y necesitan un empujón para salir del bache. Además, con este producto también podremos realizar nuestros sueños, darle un impulso a nuestro pequeño negocio o facilitarles unos buenos estudios a nuestros hijos.

El momento perfecto lo elige cada persona, aunque nuestra recomendación es que no dejes que se acumulen las deudas y preocupaciones para llevarlo a cabo.

¿Qué es una línea de crédito revolvente?

En Euroloan tenemos una línea de crédito innovadora, la línea de crédito revolving o de crédito revolvente que se caracteriza principalmente por su gran flexibilidad.

Con ella podrás disponer de una cantidad de dinero de entre los 200 y los 4.000 euros y tan solo pagar por lo que verdaderamente has consumido a final de mes. Sí, solo aplicamos los intereses al dinero que has gastado verdaderamente. Las comisiones e intereses vienen perfectamente explicados aquí, aunque si te registras podrás ver ofertas personalizadas desde tú área de cliente.

Además, tú eliges la cuenta bancaria donde quieres disponer del dinero que te hemos concedido en tu línea de crédito revolving.

 

Compartir

Elimine las cookies y evite que se utilicen

Tenga en cuenta que el bloqueo de cookies o la prevención de su almacenamiento pueden afectar en parte a la funcionalidad de nuestro sitio web. En nuestro sitio web, su visita puede ser inadecuada o incluso, en el peor de los casos, ser bloqueada sin cookies.

Al cambiar la configuración de su navegador, puede permitir, bloquear o eliminar cookies o revocar el consentimiento otorgado anteriormente. Dependiendo de su navegador, haga clic en los enlaces a continuación y siga las instrucciones en el siguiente enlace:

Microsoft Internet Explorer (IE)
Mozilla Firefox
Google Chrome
Safari

Si no desea que Google Analytics vea o acceda a sus datos, puede evitarlo instalando un complemento de navegador de exclusión voluntaria en su navegador a través de este enlace.

Vaya, me gustaría seguir permitiendo las cookies y el análisis de red para que todas las funciones de la página funcionen correctamente.